Todo lo que necesitas saber para exfoliar tu piel correctamente

Si aún no le has explicado a algún alma curiosa los secretos de la exfoliación, todavía no has comenzado tu carrera como especialista en el cuidado de la piel. Explicar qué es la exfoliación es como un rito de iniciación al mundo del cuidado de la piel.


Si existiera un ranking, como el best seller del NY Times o el Billboard 100, pero para el cuidado de la piel, seguramente la exfoliación sería la técnica más consultada de todos los tiempos.


Todos quieren saber qué es la exfoliación, cómo se hace y cómo se hace correctamente. Incluso los hombres, que han pasado los últimos siglos alejados de los cuidados de su piel, ahora han empezado a enseñar algunos signos de curiosidad.

¿Qué es la exfoliación?

Nuestra piel, que es el organismo más grande y menos valorado de nuestro cuerpo, arroja algunas células muertas cada 25 a 40 días.


Cuando somos jóvenes, estas células muertas suelen caerse por su cuenta, pero a medida que envejecemos, el recambio se hace más lento, permaneciendo por más tiempo en nuestra piel. 


Las células muertas que permanecen en la piel pueden provocar diversos problemas, como el acné, los puntos negros y las espinillas, además de manchas o irregularidades.


La exfoliación es un proceso físico o químico que permite remover las células muertas para lograr que las células vivas lleguen a la superficie de tu piel. Para decirlo de una manera simple, la exfoliación ayuda a que tu piel permanezca brillante.

¿Cuáles son los distintos tipos de exfoliantes?

La exfoliación se puede hacer de muchas formas y con procedimientos distintos. ¡La variedad de exfoliantes y de sus funciones es enorme! Si no sabes cuál es el exfoliante adecuado para tu piel, es probable que te enfrentes a grandes dificultades para exfoliarla. Pero no te preocupes, ¡para eso estamos! 


Existen dos tipos de exfoliantes: físicos y químicos.

Exfoliantes físicos

Las mujeres han utilizado exfoliantes físicos desde el comienzo de los tiempos. La mayoría utiliza exfoliantes granulados o cepillos para remover las células muertas de su piel. Lo cierto es que los exfoliantes físicos no son recomendables, ya que pueden terminar removiendo incluso hasta las delicadas capas de tu piel.

Exfoliantes químicos

Los exfoliantes químicos, por otro lado, remueven las células muertas de la piel disolviendo los compuestos que las mantienen unidas. De esta manera, es posible eliminar esas células mediante el lavado, dejando tu piel con una capa brillante de células vivas. 

Existen dos tipos de exfoliantes químicos:


  • AHA: los alfa hidroxiácidos son el mejor exfoliante para la piel seca. Son solubles en agua, por lo que absorben la humedad a medida que disuelven las células muertas de la piel. Para principiantes y personas con piel sensible, los ácidos lácticos son los mejores exfoliantes ya que son suaves para la piel. Un producto excelente para principiantes es la Mascarilla de Exfoliación Extra de BioRepublic. Para las mujeres con piel sin problemas, se recomiendan los ácidos glicólico ya que son más agresivos para remover las células muertas de la piel.

  • BHA: los beta hidroxiácidos son exfoliantes solubles en aceite. Se recomiendan para personas con piel grasa propensa al acné. Los BHAs se disuelven en aceite y eliminan las capas de células muertas. Los BHAs también son anti-inflamatorios y descomponen los poros obstruidos por el aceite, removiendo los puntos negros, las espinillas y los granos.

Tips para una exfoliación correcta

Te acercamos algunos tips para que puedas exfoliar tu piel correctamente y obtener los mejores resultados.

  1. Busca el exfoliante adecuado para tu piel

Utilizar el exfoliante equivocado es contraproducente y, a largo plazo, puede comprometer las funciones de protección de tu piel. La piel no es igual en cada persona, por eso es fundamental destacar la importancia de contar con el exfoliante adecuado para tu tipo de piel.

 

  • Para piel seca, considera utilizar productos que cuenten con AHA en su fórmula. Evita frotar la piel en exceso o usar productos que sean demasiado agresivos, ya que podrías terminar obteniendo el resultado opuesto.
  • Para piel grasa o propensas al acné, utiliza productos que contengan BHA en su fórmula. Al ser soluble en aceite, el BHA es capaz de disolver los poros grasos de tu piel y remover las capas muertas.
  • Para una piel mixta, es recomendable combinar cuidadosamente BHA y AHA para obtener el resultado deseado. Para las zonas donde tu piel es más seca, utiliza AHA, mientras que en las zonas de piel grasa, puedes aplicar BHA.
  • Para personas con piel normal, cualquiera de los exfoliantes mencionados anteriormente puede funcionar correctamente.
  1. Investiga

Antes de comenzar tu proceso de exfoliación, estudia tu piel. Existen muchos sitios y blogs donde puedes encontrar información sobre tu piel: su tipo, sus puntos sensibles, sus fortalezas, debilidades. Para obtener los mejores resultados de tu exfoliación, tómate el tiempo para realizar la investigación necesaria.

  1. Comienza lentamente

Cuando comiences el proceso de exfoliación, hazlo suavemente. No pongas demasiada presión en tu piel ni te sobrecargues de expectativas. Evita exfoliar tu piel cuando esté seca, lastimada o presenta quemaduras por el sol. La exfoliación es un proceso de aprendizaje, de modo que mejorarás con la práctica. Debemos aprender a escuchar a nuestro cuerpo, ya que tiene una forma única de comunicarse con nosotros. Si realizas una exfoliación excesiva o si no estás exfoliando lo suficiente, tu cuerpo te lo hará saber.

  1. No seas muy agresiva

Cuando hablamos de exfoliación, es más seguro no exfoliar lo suficiente, que excederse. Para quienes recién empiezan, es mejor ir a lo seguro. Utilizar el tipo equivocado de exfoliación o realizar una exfoliación muy agresiva puede provocar la irritación de la piel y un daño permanente; y ¡¿quién quiere eso?! Si no estás muy segura sobre tu tipo de piel o el exfoliante que necesitas, considera contactar con un profesional de la salud.

Beneficios de la exfoliación

Los beneficios de la exfoliación se notan rápidamente si logras hacerla correctamente.
Algunas de las ventajas de la exfoliación son:

 

  • Destapa los poros
  • Reduce la aparición de arrugas
  • Ayuda a la absorción de productos de belleza
  • Ilumina la piel opaca
  • Desintoxica la piel
  • Controla el exceso de grasa en la piel
  • Suaviza la textura de la piel

¿Con qué frecuencia debo exfoliarme?

Las mujeres que comienzan a exfoliarse por primera vez y las que tienen un tipo de piel sensible, deben considerar hacerlo al menos una vez a la semana. Mientras que las que tienen un tipo de piel normal, deben considerar exfoliarse con ácidos glicólicos, al menos tres o cuatro veces a la semana.

Quiénes somos

En BioRepublic comprendemos que tu piel es un organismo vivo y que su cuidado y bienestar juegan un papel fundamental en nuestras vidas. Por eso nos dedicamos a proporcionar las mejores mascarillas y productos orgánicos del mercado. Para más información sobre exfoliación, ponte en contacto con nosotros hoy mismo y déjanos ser parte de tu historia.