Todo lo que necesitas saber para desarrollar una rutina de belleza limpia

Nunca antes existió una generación de mujeres más consciente de su cuerpo que la que hoy camina por esta tierra. Los días en los que las mujeres se avergonzaban de su cuerpo, del cuidado de su piel y su bienestar, han quedado atrás. Esto ha allanado el camino para muchas mujeres que buscan y desean su bienestar físico, psicológico y espiritual.


El bienestar comienza en la piel, que, como todos ya sabemos, es el organismo más grande del cuerpo (lo lamento riñón). En los últimos treinta años, la industria del cuidado de la piel se ha desarrollado más rápido que en los últimos dos siglos. Ahora nuestros estantes están llenos de productos de belleza con miles de ingredientes, tanto de fuentes naturales como no naturales.


Cómo te imaginas, la producción industrial de productos de belleza ha sido testigo de cómo las toxinas se infiltran en el proceso de fabricación, llegando a nuestros hogares y, finalmente, a nuestros cuerpos.

De qué se trata la belleza limpia

Muchas mujeres comienzan a cuidarse la piel en su adolescencia. Tiempo atrás, no había gran demanda de productos minuciosos para el cuidado de la piel. En su momento, algunos tratamientos faciales y brillo para labios habrían sido suficiente para lograr una piel brillante. Pero a medida que envejecemos, comenzamos a exigir más de nuestros productos para el cuidado de la piel. Desarrollamos extensas rutinas y, en algún momento, los ingredientes y químicos de nuestros productos comienzan a resultar incómodos.


Si has llegado a este punto, te damos la bienvenida a la belleza limpia.


La belleza limpia consiste en desarrollar una rutina de cuidado para la piel que utilice productos sin toxinas. Esto significa que algunos ingredientes y productos comenzarán a abandonar tus estantes para darle lugar a otros nuevos.


Aquí tienes todo lo que necesitas saber sobre cómo comenzar una rutina de belleza limpia:

  1. Ingredientes que debes eliminar

El arte de conocer los ingredientes y productos correctos para tu piel es fundamental para desarrollar una rutina de belleza limpia.


De ahora en adelante, los nombres llamativos y el respaldo de tus celebridades favoritas ya no serán suficientes. El hecho de que tu mejor amiga haya estado alardeando sobre ese producto, tampoco servirá. Ahora, tu organizador de maquillajes ha pasado a ser un lugar de primer nivel. Repite después de mí, “un organizador de maquillajes de primer nivel".


Los ingredientes que componen nuestros productos son importantes. Como verás a continuación, esos ingredientes que contienen toxinas tendrán que ser eliminados de tu rutina de maquillaje, lo antes posible.


  • Fragancia

Las fragancias o perfumes no son tan exquisitas como parecen. Contienen una amplia variedad de sustancias químicas y toxinas que se agregan para dar aroma a los productos para el cuidado de la piel. Además del olor, las fragancias conllevan problemas reproductivos y alergias. Por esta noble razón, los productos con fragancia ya no deberán formar parte de tu rutina de belleza.


  • Tolueno

El tolueno viene etiquetado con otros nombres que seguramente habrás escuchado en la clase de química en la preparatoria, como benceno y fenilmetano. Al igual que las lecciones de química, estos ingredientes no son buenos para la salud. Se ha demostrado que causan daño fetal, náuseas e irritación de la piel. En una rutina de belleza limpia, no deberías tocar productos con este ingrediente ni con un palo a diez metros de distancia.


  • BHA

BHA es un conservante que se encuentra en muchos productos de maquillaje. Seguramente te habrás encontrado con este ingrediente de forma consciente o inconsciente, durante tu recorrido en el cuidado de tu piel. El BHA es bueno para preservar el producto pero terrible para proteger tu piel. Contiene potenciales carcinógenos, razón por la que todos los productos con BHA deben salir de tu estante ahora mismo.


  • Propilenglicol

Este nombre también nos recuerda a una clase de química. Es una mala noticia y es un conocido irritante para la piel. Considera una orden de restricción para mantener alejados a los productos con propilenglicol.

  1. Considera ingredientes menos dañinos

Afortunadamente, por cada ingrediente sintético y tóxico, hay cientos de ingredientes orgánicos con los que puedes reemplazarlos.


  1. Tú eres tu propio laboratorio

Al hacer la transición a una rutina de belleza limpia, escucha a tu cuerpo y lee tu piel. Es la única forma en que puedes evaluar el progreso. Evalúa tu rutina cada diez días, y si no observas cambios visibles, realiza ajustes menores en los productos elegidos.

  1. Encuentra una Sociedad de Belleza Limpia

No estás sola en tu búsqueda para lograr una rutina de belleza limpia. Encuentra personas con ideas afines, que compartan sus historias en las redes sociales y YouTube. Aprende de sus errores y toma prestadas las técnicas y productos necesarios.


Siempre recuerda que sola puedes ir rápido, pero juntas podemos llegar más lejos.

  1. Realiza una investigación exhaustiva de los productos

A medida que buscas nuevos productos libres de toxinas, ten cuidado con los señuelos. El hecho de que un producto tenga una imagen de una puesta de sol, flores y un gran slogan sobre la naturaleza no quiere decir que ese producto sea natural. De hecho, puede tener altos niveles de [inserta aquí el nombre de un químico que recuerdes de la escuela], lo que puede ser peligroso para el cuidado de tu piel y tu bienestar.


Existe muchísima información sobre productos para el cuidado de la piel en blogs y revistas, así como en internet.

  1. Comienza de a poco

Continúa con tu rutina limpia de cuidado para la piel, dando un paso a la vez. No te apresures a integrar nuevos productos, así como tampoco retires al mismo tiempo todos los productos que has estado usando. Escucha a tu cuerpo y muévete a un ritmo que te sea cómodo. Empezar despacio es la clave para lograr una rutina que nunca abandonarás.

  1. Reduce tus expectativas

Una rutina de belleza limpia para el cuidado de la piel es muy bien vista en los grupos asociados al bienestar. No es raro escuchar historias de cómo alguien se sintió como un bebé o cómo se sintió en sí misma, lo que sea que eso signifique. En muchas mujeres, esto genera grandes expectativas que pueden terminar conduciendo a grandes decepciones.


Sé paciente con los resultados y mide tus expectativas. Considera esta rutina como una parte nueva de tu vida y no le prestes demasiada atención.

  1. Anímate a gastar un poco más

Cuanto más dinero gastes en tus productos para el cuidado de la piel, menor será la cantidad de toxinas que habrá en tus productos. Comprometerte con una rutina de belleza limpia significa que estás dispuesta a gastar un poco más en tu bienestar. Considéralo una gratificación retrasada ya que, a largo plazo, los beneficios superarán los costos.

Quiénes somos

Biorepublic es una familia de expertos que, durante las últimas décadas, se ha dedicado a desarrollar productos y consejos para el cuidado de la piel y el bienestar para una nueva generación de mujeres empoderadas. Para obtener más información sobre nuestros servicios, contáctanos hoy mismo y déjanos ser parte de tu historia.