Reduce las líneas de la sonrisa sin perder la diversión

¿Las líneas de la sonrisa te hacen fruncir el ceño? Solo porque los pliegues que se forman alrededor de la boca se llaman líneas “de la sonrisa”, no significa que debas dejar de divertirte para deshacerte de ellas.


Sorprendentemente, el nombre de estos pliegues de la piel no tiene nada que ver con su origen. Si no estás contenta con la profundidad de las líneas de tu sonrisa, existen algunos consejos que te ayudarán a reducirlas.


¿Qué son las líneas de la sonrisa?


Otro nombre para las líneas de la sonrisa es el de pliegues nasolabiales. Estos pliegues van desde la nariz hasta las puntas de los labios; y a veces pueden extenderse hasta la barbilla.


Aunque sonreír puede aumentar un poco su profundidad, la realidad es que no es la causa. La verdadera razón de estos pliegues es el envejecimiento. Con el tiempo, nuestra piel pierde colágeno y elastina, no puede retener la humedad como solía hacerlo, y eventualmente se hunde. La grasa de las mejillas cambia y nos deja lo que conocemos como líneas de la sonrisa.


Aunque los pliegues nasolabiales son parte del proceso natural de envejecimiento, algunas elecciones sobre tu estilo de vida pueden contribuir en aumentar o disminuir su profundidad.


Para evitar las líneas de la sonrisa, deberías considerar dejar de fumar, protegerte del sol, evitar las dietas yoyó y adoptar una rutina de ejercicio saludable. Si ya tiene líneas de sonrisa, estas recomendaciones pueden evitar que se vuelvan más profundas.


Veamos qué más puedes hacer para reducirlas:


  1. Rellenos dérmicos inyectables

Los rellenos dérmicos inyectables son una de las opciones más populares para combatir las líneas de la sonrisa. Son sustancias en forma de gel que el dermatólogo inyecta debajo de la piel para suavizar los pliegues y restaurar el volumen perdido de las mejillas.


Se trata de un tratamiento no quirúrgico, económicamente accesible, que proporciona resultados de manera inmediata. La mayoría de los rellenos utilizados para las líneas de la sonrisa están hechos de ácido hialurónico. Otros materiales comunes son: la hidroxiapatita de calcio (CaHA), el ácido láctico y el polimetilmetacrilato (PMMA). Los resultados suelen durar de 6 a 18 meses.

Durante tu primera consulta con el experto en belleza, conocerás cuáles son las sustancias adecuadas para tu piel. El procedimiento dura entre 5 y 30 minutos, y puedes irte directamente a casa una vez que termine. 


Los rellenos dérmicos inyectables funcionan a cualquier edad. Sin embargo, duran más y lucen mejor si tienes entre 30 y 40 años.


  1. Inyecciones de botox

Las inyecciones de botox son otra alternativa a una cirugía. Sin embargo, su funcionamiento es diferente al de los rellenos dérmicos. El botox debilita los músculos de la cara, lo que hace que los pliegues nasolabiales sean menos visibles.


Aplicarte una inyección de botox solo toma algunos minutos. A diferencia de los rellenos dérmicos, el botox no produce resultados inmediatos. Pueden pasar de 7 a 14 días para que se hagan visibles y podrás volver a tus actividades normalmente luego de 24 horas de realizado el procedimiento. Los efectos secundarios comunes incluyen hematomas y dolores de cabeza temporales.


Los efectos de la inyección duran entre tres y seis meses. Con el tiempo, la relajación de tus músculos se termina y los pliegues nasolabiales reaparecen.


Al igual que los rellenos dérmicos inyectables, las inyecciones de botox pueden combatir las líneas de la sonrisa a cualquier edad. Sin embargo, los dermatólogos suelen recomendarlos a las personas de entre 40 y 50 años.


  1. Aumento de pómulos

Los implantes de pómulos añaden volumen a las mejillas, disminuyendo la profundidad de los pliegues nasolabiales. El aumento de pómulos es una cirugía estética seria que puede implicar la aplicación de implantes o la transferencia de grasa de otra parte de tu cuerpo.


El procedimiento para aumentar los pómulos se puede realizar tanto con anestesia local como general. Tiene varias contraindicaciones y riesgos, que deberás discutir con tu cirujano plástico.


La recuperación de una intervención para aumentar tus pómulos puede tomar varias semanas. Durante ese tiempo, experimentarás hinchazón, lo que puede impedirte realizar tus actividades cotidianas.


Los implantes de pómulos son permanentes. Los efectos de la transferencia de grasa duran varios años.


  1. Estiramiento facial

La cirugía de estiramiento facial es un arma muy eficaz contra las líneas de la sonrisa. Por lo general, los cirujanos estéticos recomiendan este procedimiento para personas de entre 50 y 60 años, una vez que los rellenos dérmicos y las inyecciones de botox ya no funcionan como antes.


Como cualquier cirugía, el estiramiento facial posee contraindicaciones, riesgos y efectos secundarios. Es importante que te tomes el tiempo para encontrar un cirujano experimentado y una clínica con el equipo más moderno. Después de la cirugía, es posible que tu cara tarde hasta tres meses en recuperarse por completo.


El lado positivo es que los efectos de un estiramiento facial son asombrosos para la mayoría de las personas. Además de reducir las líneas de la sonrisa, combate la flacidez de la piel y suaviza las arrugas. El efecto rejuvenecedor de un estiramiento facial puede durar varios años.


  1. Terapia de inducción de colágeno

Muchas personas conocen este procedimiento no invasivo como microneedling o microagujas. Su objetivo es causar micro daños a la piel y obligarla a producir colágeno para curarse. Si bien esto no proporciona resultados tan marcados como las inyecciones o una cirugía, puede lograr reducir la profundidad de las líneas de tu sonrisa.


Este procedimiento no conlleva demasiadas contraindicaciones, riesgos o efectos secundarios. Es posible que necesites varias sesiones de microagujas para comenzar a ver los resultados.


  1. Rejuvenecimiento por láser

El intenso ultrasonido de este procedimiento puede provocar la producción de colágeno en tu piel, haciéndote lucir saludable y fresca, al mismo tiempo que reduce las líneas finas y de la sonrisa. Necesitarás varias sesiones para lograr mejores resultados.


Si bien el rejuvenecimiento con láser no eliminará los pliegues nasolabiales, te permitirá reducir su profundidad. Al mejorar la apariencia general de tu piel, este método hará que las líneas de la sonrisa parezcan menos prominentes.


Puedes utilizar el rejuvenecimiento con láser junto al botox o las inyecciones de relleno dérmico para amplificar su efecto.


  1. Nutrición e hidratación para tu piel

La forma más sencilla y económica de disminuir la apariencia de las líneas de tu sonrisa es nutrir tu piel. A medida que tu piel comienza a perder colágeno y deja de retener bien la humedad, puedes ayudarla ajustando tu rutina para el cuidado de tu piel.


Aprovechar al máximo las mascarillas faciales, los limpiadores suaves, las cremas hidratantes y los cosméticos de protección solar, puede ayudarte a reducir las líneas de tu sonrisa y mejorar la apariencia de tu piel. Presta especial atención a las opciones de hidratación, como las mascarillas hidratantes de biocelulosa y las cremas de retinol.




Conclusiones finales


Las líneas de la sonrisa son un aspecto central del envejecimiento. Sin embargo, si no te sientes cómoda con ellas, no tienes razón para conservarlas. Considera uno o todos los métodos anteriores para reducir la profundidad de tus pliegues nasolabiales y hacer que tu piel luzca más joven.