¿Cómo hacer un Spa en casa fácil y rápido con BioRepublic?

Ya has escrito a todos tus ex solo para divertirte, has mirado todas las series románticas en Netflix y comido hasta el último paquete de botanas  de tu nevera, ¿y ahora qué? Con todo el estrés que causa esta pandemia, es muy importante que podamos tomarnos el tiempo para relajarnos. Sin embargo, los pedidos de las autoridades para que nos quedemos lo máximo posible en casa, hace que la idea de un día de spa parezca fuera de nuestro alcance (al menos por ahora).


La buena noticia es que quedarte en casa no quiere decir que no puedas hacerte un mimo. Aquí te dejamos algunas técnicas para que puedas relajarte y verte más bonita, ¡sin entrar en contacto físico con otra persona!

  1. Limpia y vaporiza tu rostro

Comienza limpiando tu rostro con agua micelar y almohadillas de algodón. Continúa con un limpiador facial suave. Te recomendamos uno de limpieza doble, sin químicos, que remueva suavemente las impurezas y el maquillaje, además de ofrecer una ligera exfoliación. Luego, utiliza un exfoliante para eliminar la suciedad y las células muertas de la piel (probablemente un limpiador no sea suficiente).


Luego de limpiar tu rostro, es natural utilizar vapor. Así que llena un recipiente con agua caliente, cubre tu cabeza con una toalla y coloca tu cara sobre el recipiente (¡ten cuidado de no quemarte!). Esto va a permitir que los poros de tu piel se abran y se ablanden, para que puedas colocarte una mascarilla. Quieres hacerlo aún mejor, busca un antigua olla de cocina y agrégale rodajas de limón al agua.

  1. Prueba una mascarilla facial casera

¿No sabías? Cuando se trata de un spa en casa, las mascarillas son una de las técnicas más simples y divertidas. Todo lo que necesitas es un tazón y algunos ingredientes básicos de cocina, como aceite de oliva, avena, yogur natural, miel, jugo de limón y aguacate (no es necesario que tengas una licuadora).


Lo bueno de las mascarillas faciales caseras es que puedes mantenerlas en tu rutina o ir cambiándolas si es necesario. Para un plan aún más divertido, haz FaceTime con tus amigas y organiza una fiesta de mascarillas faciales. ¡Pueden pasar un rato juntas mientras que le dan un poco de amor a la piel!


Si no te imaginas preparando una mascarilla facial en casa, puedes llevarlo a otro nivel con un producto testado dermatológicamente como la mascarilla facial reparadora y revitalizante de áloe. Esta mascarilla revitaliza y relaja tu rostro dejándolo radiante y hermoso.

  1. Exfolia tu piel para ganar luminosidad

La exfoliación es un paso muy importante en cualquier rutina de cuidado de la piel, por ello no debe quedar fuera de tu experiencia de spa en casa. La exfoliación ayuda a eliminar el exceso de grasa y la capa superior de células muertas de la piel para lograr una apariencia fresca y saludable. Existen muchas opciones de exfoliación facial: puedes usar un limpiador exfoliante, un tónico ¡o incluso una mascarilla!

 

La exfoliación debe realizarse luego de la limpieza. Así, te aseguras de que los ingredientes penetren de forma más efectiva en tu piel y que esta pueda aprovechar al máximo los tratamientos que hagas a continuación. Imagina que eliges exfoliar tu rostro con una fórmula líquida. En ese caso, BioRepublic te recomienda utilizar uno que contenga una infusión de exfoliantes químicos como beta hidroxiácidos (BHA) y alfa hidroxiácidos (AHA). Para evitar dañar la capa protectora de humedad de tu piel, no te excedas en la exfoliación y limítate a hacerla con un solo producto.

  1. ¡Hidratar, hidratar, hidratar!

Ahora que has limpiado y exfoliado tu piel, es hora de incorporar la hidratación que tanto necesitas. Luego de haber eliminado la capa superior de células muertas y los restos de suciedad, tu cutis absorberá mucho mejor el humectante que utilices.

 

Para lograr una hidratación perfecta, luego de quitarte la mascarilla casera, aplica una capa de tu crema hidratante o suero favorito. Comienza utilizando de los más livianos a los más densos, y asegúrate de aplicar productos que no estresen tu piel.

  1. Lo que sea por un masaje facial

No hay tratamiento de relajación que compita con un masaje en todo el cuerpo, pero un breve masaje en el rostro es una forma rápida y sencilla de mimarnos en casa. Da rienda suelta a tu masajista interior y pasa tus dedos por tu piel con suaves movimientos de barrido. Comienza por la barbilla y continúa hacia arriba. Sigue masajeando todas las áreas de la cara, incluidos los puntos que a menudo se ignoran, como la zona alrededor de las fosas nasales, el centro de la frente y detrás de los lóbulos de las orejas.

¿Necesitas relajarte aún más? Sumérgete en un baño de burbujas y deja que tus dedos mojados se deslicen por tu rostro con movimientos suaves y relajantes. Dato extra: un masaje facial de primer nivel estimula el drenaje linfático y la circulación sanguínea.

  1. Utiliza aceite de coco para obtener mayor brillo

El aceite de coco es la mejor forma de mejorar tu rutina de relajación. Este delicado ingrediente es mágico para la piel y extremadamente fácil de usar. Aplícalo en la piel de tu rostro para utilizarlo como desmaquillante, prebase o humectante.

  1. Disfruta de una boca seductora con una mascarilla para labios

Mientras estás ocupada con el tratamiento de tu piel, ¡no te olvides que tus labios también necesitan un poco de cariño! Los labios tienden a estar bastante secos, especialmente cuando pasas mucho tiempo en tu hogar con temperaturas que pueden alcanzar los 30 °C. Una mascarilla para labios mejorará tu día, hidratando y revitalizado tu boca al instante.

 

La mascarilla labial de BioRepublic es una excelente opción para hidratar tus labios, gracias a ingredientes como el ácido hialurónico, la esencia de rosa blanca y el extracto de granada; además, ¡no tiene fragancia y se adapta perfectamente al contorno de tu sonrisa!

  1. Siéntete más joven con una mascarilla para ojos

Si bien no podemos deshacernos de todo el estrés que trae una pandemia, 20 minutos de una solución relajante para los ojos puede ayudarte a dejar de pensar en la triste realidad por un rato. Con este tratamiento no solo te sentirás mejor en la zona sensible de tus ojos, sino que también podrás resolver muchas (¡sino todas!) de las preocupaciones que se acumulan debajo de ellos. La mascarilla para la eliminación de urgencia de las bolsas de los ojos rellena, calma y reafirma la zona de los ojos, ¡y favorece la piel envejecida!

Conclusión

Toma una hora (¡o tres!) de tu día y comprométete a sumergirte en una experiencia de spa en casa. No solo tu piel, tus labios y tus ojos van a brillar, sino que también te sentirás súper relajada cuando haya terminado. ¿Qué estás esperando? ¡Sabemos que te lo mereces!

¿Quieres sumarte al mundo de mascarillas orgánicas de BioRepublic? Visita nuestro catálogo online hoy mismo y descubre las opciones. ¡No te olvides de taggear a tus amigas!