Aprende a evitar el Maskne, el acné provocado por el uso de cubrebocas

A nadie le gusta usar cubrebocas, ese es un sentimiento universal, ¿no?


Lamentablemente, nos guste o no, los cubrebocas son parte de esta nueva normalidad. Y aunque en algunos países llevar cubrebocas por prevención es una costumbre que lleva mucho tiempo, poco a poco se ha convertido en una forma de vida para todos. Pero si bien todavía estamos intentando adaptarnos, la realidad no tiene por qué ser tan desalentadora.


Una de las principales razones para usar un cubrebocas es que ayuda a prevenir la propagación del coronavirus, y obviamente nadie quiere eso. Lo malo es que para nuestra piel no es tan simple adaptarse a este nuevo accesorio.


En BioRepublic te alentamos a que respetes las recomendaciones de salud y utilices tu cubrebocas, pero en nombre de una piel saludable, te dejamos algunos consejos para que puedas lograr que tu cutis se vea bien debajo del cubrebocas.


Continúa leyendo y aprende todo sobre el maskne o acné por cubrebocas, cómo prevenirlo y cómo puedes mantener tu piel limpia tan solo modificando algunos aspectos de tu rutina de cuidado.

¿Cuáles son las causas del maskne?

Maskne es el término científico para denominar al acné ocasionado por el uso de cubrebocas... No, espera, ese es el nombre coloquial. La denominación real del maskne es "acné mecánico". Básicamente, la capacidad de sellado (naturaleza oclusiva) de los cubrebocas provoca acné y brotes. Pero, ¿cómo ocurre eso?


Cuando usas diariamente cubrebocas, especialmente durante los meses de verano, tu piel es propensa a muchas afecciones, entre ellas humedad, irritación por el roce constante y la posible inflamación de la piel, especialmente en el mentón, la nariz y las mejillas.


Después de usar el cubrebocas, verás en tu piel suciedad, sudor, grasa e incluso residuos de maquillaje y productos como el desodorante y el protector solar. Una cosa que necesitas saber es que el maskne no solo se refiere al acné. Aunque ese puede ser el resultado final de usar los cubrebocas todo el día, el maskne también puede referirse a la irritación y el enrojecimiento de la piel.

¿Qué puedes hacer para aliviar el maskne?

  • Mantén tu rostro limpio
  • Ya sabes lo importante que es lavarse las manos con frecuencia durante al menos 30 segundos. Además de un desinfectante para manos, puedes llevar toallitas para limpieza mientras haces tus mandados, practicas ejercicio o paseas por tu vecindario.


    Las toallitas son esenciales para mantener la piel de tu rostro limpia cuando te quitas el cubrebocas. Al igual que un desinfectante para manos es ideal para cuando no tienes un fregadero cerca, usar una toallita facial ayuda a mantener tu cara libre de suciedad cuando no puedes lavarte el rostro.

    1. Lava tu cubrebocas con frecuencia

    Una forma muy práctica de prevenir el maskne es lavar tu cubrebocas luego de cada uso. No solo es más seguro desde un punto de vista médico, sino también para el cuidado de tu piel. Las mascarillas atraen la suciedad con bastante rapidez. Los productos para el cuidado de la piel, el sudor y los restos de maquillaje, así como los elementos que te rodean en el ambiente (contaminación, suciedad, polen, etc.) pueden mancharlos.


    Para estar súper segura, asegúrate de limpiar tu cubrebocas inmediatamente al quitártelo. Deja que se seque al aire libre y consigue uno o más cubrebocas lavables para utilizar mientras tanto. Para evitar la irritación, el enrojecimiento de la piel o el acné en general, limpia tu cubrebocas con un jabón suave sin fragancia.

    1. Toma un descanso del maquillaje

    Si estás usando maquillaje debajo de  tu cubrebocas y tienes brotes, es el momento de darle a tu piel el descanso que necesita. Si quieres tratar activamente tus brotes y acné, es mejor evitar el maquillaje y cualquier otro producto que pueda bloquear tus poros.


    Luego de eliminar estos productos de tu rutina, asegúrate de limpiar tu piel con frecuencia. Lávate la cara al menos dos veces al día, por la mañana y por la noche, con alguna solución que te ayude a desbloquear los poros.

    1. Busca una tela suave para tu piel

    Lo último que quieres hacerle a una piel sensible es sumarle irritación con un cubrebocas incómodo o áspero.


    Existen distintos tipos de telas, con diferentes texturas. Algunas irritan la piel de tu rostro más que otras. Por ejemplo, la mayoría de las telas de algodón estampadas que se usan para hacer cubrebocas pueden raspar tu piel. Opta por algo más suave como el neopreno, puede ayudarte a evitar la irritación. El algodón también atrapa la humedad más que el nailon o el poliéster, de modo que si vives en una zona cálida y húmeda, es posible que quieras comprar un cubrebocas hecho con una tela que reduzca la humedad.

    ¿Cómo tratar el maskne?

    Ahora que sabe cómo evitar el acné provocado por el uso de cubrebocas,, veamos cómo puedes tratar los brotes ya existentes. Ya sea que estés lidiando con enrojecimiento de la piel, irritación o simplemente acné, te dejamos una serie de pasos que puedes seguir para tratar tu piel lo antes posible.

    Acné

    Todas coincidimos en que el acné puede ser muy molesto. Para cuidar tu piel, intenta aplicar la mascarilla facial orgánica extra exfoliación y continúa con tu rutina habitual. Utiliza este producto al menos 2-3 veces a la semana. Su fórmula contiene una infusión de ácido láctico y jugo de limón que te permitirá controlar los brotes existentes.

     

    Enrojecimiento e irritación de la piel

    Para ayudar a relajar tu piel y reducir la inflamación, la clave es una mascarilla facial con un efecto calmante e hidratante. Prueba una aplicación de la mascarilla facial relajante de pepino mientras miras tu programa favorito. Solo necesitas 20 minutos y verás disminuir el enrojecimiento de forma visible. Esta mascarilla calmante contiene colágeno vegetal y extracto de pepino natural que ayuda a que tu piel se sienta distendida y cómoda. Además, la vitamina E calma la piel y neutraliza la luz ultravioleta para proporcionarle mayor alivio.



    Tip extra: 


    Si tienes una piel propensa a eccemas o rosácea, la irritación de un tapabocas de algodón puede desatar tus síntomas. Para mantenerlos bajo control, continúa el tratamiento recomendado por tu dermatólogo, pero haz una consulta para confirmar que sigue siendo efectivo para combatir tus brotes.

    Aprendizajes

    Debido a la pandemia, seguramente debamos continuar usando mascarillas durante el futuro próximo. Una rutina adecuada para el cuidado de tu piel puede ayudarte a disminuir el impacto del maskne y otros brotes. Recuerda mantener tu rostro limpio (con exfoliación y relajación), tomar un descanso de tus maquillajes, y utilizar mascarillas que te permitan que tu piel respire. Así, te asegurarás de mantener una piel suave y saludable debajo de tu cubrebocas.


    ¿Quieres una recomendación de mascarillas faciales? Los productos de BioRepublic están diseñados para proteger tu piel de todo tipo de imperfecciones. ¡Visita nuestra tienda online y déjanos ser parte de tu historia!