Ácido láctico para la piel: por qué deberías sumarlo a tu rutina ¡lo antes posible!

Si asocias cualquier ácido al peeling de Samantha en la película Sex and the City, ¡estás perdonada! Después de todo, ese post-peeling parecía un poco doloroso. La buena noticia es que no todos los ácidos para el cuidado de la piel son iguales. Tan solo el nombre de ácido puede generar mala reputación en un producto, pero algunos ácidos son bastante amables. ¿Cuáles? Existe un ingrediente súper efectivo de baja intensidad llamado ácido láctico.


Sigue leyendo para conocer qué es el ácido láctico, de dónde proviene y por qué deberías agregarlo a tu rutina actual para el cuidado de tu piel.

¿Qué es exactamente el ácido láctico?

El ácido láctico forma parte del grupo de los alfahidroxiácidos (AHA) y suele estar presente en tratamientos y productos para el cuidado de la piel.


Esencialmente es un tipo de exfoliante sin fricción que funciona disolviendo el pegamento entre las células muertas de la piel, lo que permite exponer una nueva capa.


El ácido láctico también se encuentra de forma natural en ciertos alimentos, como el yogur y la leche, y también se puede obtener a través de procesos biológicos, como cuando haces estiramientos. En términos moleculares, es bastante similar al ácido glicólico, pero más suave para la piel porque penetra de manera menos profunda.


¿Cómo puede el ácido láctico beneficiar tu piel?

  1. Tiene propiedades humectantes 

Por incómodo que parezca, el ácido láctico ayuda a hidratar tu piel. Si bien muchos hidroxiácidos tienden a marchitar la piel, el ácido láctico está por encima de todos los demás. Posee propiedades hidratantes que hacen que tu piel se sienta más tersa y suave. Dependiendo del tratamiento que elijas, el ácido láctico también puede ayudar a minimizar la aparición de signos de flacidez y envejecimiento. 

  1. Funciona como un exfoliante

Al penetrar a través de la superficie de la piel, el ácido láctico disuelve y absorbe las células muertas. La mejor parte: logra revelar una capa de piel fresca y de aspecto saludable. ¿Quién no querría que su piel se vea más joven y brillante?

Además, acelera la velocidad de renovación celular, lo que significa que reemplaza las células muertas o enfermas de la piel con células más nuevas.

  1. Disminuye la aparición de arrugas y líneas finas

El ácido láctico es un ingrediente popular en los tratamientos de belleza anti-edad, y no podría ser de otra manera. Además de reducir la aparición de signos prematuros de envejecimiento, sus propiedades hidratantes pueden hacer que tu piel luzca más tersa y sin arrugas.


Este hidroxiácido también es famoso por sus propiedades generadoras de colágeno. El colágeno es una proteína fibrosa presente en la dermis y la epidermis. Esta proteína ayuda a prevenir la flacidez y mantiene la piel tensa, pero con el paso del tiempo y la exposición a los rayos UV, la producción de colágeno disminuye. Esta es precisamente la razón por la que necesitas un ingrediente como este en tu rutina de belleza para estimularla.

  1. Elimina los brotes

Aunque no es tan popular como el hamamelis o el ácido salicílico, el ácido láctico tiene un impacto bastante increíble en la gravedad de los brotes. Hace magia en la piel con problemas, eliminando las células muertas y otros desechos que entran en los poros dilatados. Aplicar cáscaras de ácido láctico en la piel significa que ya no tendrás que lidiar con esos molestos granos. Mejor aún, cuando se aplica regularmente a la piel propensa a las imperfecciones, este AHL también puede ayudar a que el acné desaparezca más rápido.

  1. Combate la queratosis pilar

Si tienes tapones pequeños de color carne en tu piel, es posible que tengas queratosis pilar. Esta condición de la piel puede ser inofensiva, pero su apariencia con pequeñas protuberancias y zonas ásperas puede dañar seriamente tu imagen y tu confianza en general. Afortunadamente, el ácido láctico está aquí para ayudarte.


Cuando se aplica tópicamente, el ácido láctico ha demostrado que ayuda a eliminar y remover las protuberancias de queratina de las áreas afectadas de la piel, lo que permite corregir la piel seca y la textura áspera de las mejillas, las nalgas, las piernas y la parte superior de los brazos. Los beneficios hidratantes adicionales del ácido láctico estabilizan aún más la condición de la piel, manteniéndola bajo control y menos propensa al dolor.


Tip profesional: Como con la mayoría de los ácidos para el cuidado de la piel, siempre debes seguir las pautas de uso recomendadas del producto. Si bien el ácido láctico es más suave que otros AHA (salicílico y glicólico), su uso excesivo puede provocar irritación e inflamación. Asegúrate de verificar la concentración de ácido láctico en cualquier producto para el cuidado de la piel antes de comprarlo. ¡Un máximo del 10% es todo lo que tu piel necesita para obtener la máxima luminosidad!

¿Cómo puedes encontrar y aplicar el ácido láctico a tu rutina?

El ácido láctico se puede aplicar a la piel en forma de mascarillas, peelings clínicos, sueros y limpiadores. Pero para un efecto de brillo diario cruelty-free, lo mejor son las mascarillas faciales y sueros. Como este AHA tiende a acelerar la renovación celular, lo mejor es aplicarlo por la noche para proteger tu piel del potencial daño del sol.


Para una exfoliación adicional, intenta utilizar una mascarilla de hoja o un peeling orgánico no más de dos veces por semana. Comienza con un producto de baja concentración y, si tu piel responde bien, avanza con precaución a concentraciones más altas. Asegúrate de no exfoliarte demasiado, esto incluye otros hidroxiácidos y BHA que puedas estar usando. De lo contrario, puedes remover capas de la piel de forma innecesaria.

¿Quién puede utilizar ácido láctico?

Dado que el ácido láctico es el más suave del grupo de los hidroxiácidos, funciona bien en todo tipo de piel, incluida la piel sensible. Si encuentras que el ácido glicólico es demasiado cruel, también puedes beneficiarte de este AHA. Si tiene la piel súper seca o reactiva, presta recuerda que el ácido láctico ofrece los mismos beneficios exfoliantes que otros AHA, menos la irritación.

BioRepublic y el ácido láctico

¿Lista para descubrir el secreto del brillo interior de tu piel? Tenemos una amplia gama de tratamientos para el cuidado de la piel que incorporan ácido láctico, pero a continuación compartimos nuestro producto favorito (¡que viene en una caja!) para que sea más fácil para ti.

Mascarilla facial orgánica y extra exfoliante

Con jugo de limón, extracto de hongos blancos y un complejo de ácido láctico, la mascarilla facial orgánica extra exfoliación revitaliza la piel y combate los brotes. Este limpiador de biocelulosa hidrata la piel de forma eficaz y la deja con un brillo saludable y duradero, sin estresar demasiado la piel.



Aprendizaje

Debido a su naturaleza suave, el ácido láctico es sin duda el mejor AHA para incorporar a tu rutina para el cuidado de la piel. También es ideal para pieles sensibles y reactivas y ofrece varios beneficios según sus diversas concentraciones. Si ya estás enamorada del ácido láctico, asegúrate de realizar un parche cutáneo antes de tu primera aplicación de mascarilla. ¡Ya estás lista para brillar como nunca antes!


¿Quieres resaltar tu resplandor juvenil? Contáctanos en BioRepublic o explora nuestra tienda online hoy mismo