7 razones por las que no debes dormir con tu maquillaje puesto

Todas lo hemos hecho alguna vez. Llegamos a casa después del antro y nos estrellamos en la cama sin quitarnos el maquillaje. Estás agotada y lavarte la cara parece demasiado esfuerzo.


Si bien hacer esto ocasionalmente probablemente no te cause ningún daño, no debes convertirlo en un hábito por muchas razones. Aquí te dejamos algunos motivos por los que deberías recordar, al menos, lavarte la cara:

Irritación en los ojos

El maquillaje de ojos realmente puede traerte problemas. Cuando duermes, frotas tus ojos contra la almohada, corriendo la máscara que llevas en tus ojos. Probablemente eso haga que te despiertes con comezón y, en el peor de los casos, podrías contraer una infección ocular. A largo plazo, podrías dañar tus ojos y tu vista. Dejarte puesto el rímel también puede dañar tus pestañas, lo que significa que, después de algún tiempo, puede que no tengas nada sobre lo que aplicar el rímel. Finalmente, el maquillaje puede obstruir las esporas alrededor de las pestañas, lo que puede provocar un orzuelo que terminaría con una visita al médico.


Por todo esto, es muy importante que te quites el maquillaje de ojos antes de ir a la cama. Nadie quiere causar una conjuntivitis.

Acné

Las mujeres adultas pueden tener acné, y de hecho lo tienen. Si eres propensa a ello, es muy probable que no quitarte la base durante la noche pueda provocar un brote. Si usas un producto a base de aceite en lugar de en polvo, esto puede ser aún más probable.


Si olvidaste quitarte la base también puedes aumentar tus posibilidades de tener arrugas prematuras y, por supuesto, tapar tus poros. En ese caso, no importa qué cantidad de maquillaje uses, será muy difícil lucir bien. Simplemente lávate la cara antes de ir a la cama y así eliminarás la base.


Algunas personas tendrán granos incluso después de una noche sin maquillaje. Sabes quién eres y sabes que debes tener mucho cuidado. Sin embargo, dormir rutinariamente con maquillaje puede causar brotes incluso en personas que normalmente no tienen ningún problema.

Labios agrietados

Lograr que el lápiz labial dure toda la noche suele ser un problema, y seguro has probado cientos de productos y técnicas para lograrlo. Pero también es importante que recuerdes removerlo antes de dormir.


La mayoría de los brillos y lápices labiales contienen cera para que duren más. Esa cera tiende a secar tus labios y hará que se agrieten. De hecho, si usas mucho lápiz labial, debes aplicar bálsamo labial antes de dormir para revertir el daño.

Piel seca

Los residuos de maquillaje pueden resecar tu piel y también pueden hacer que tu humectante sea menos efectivo. La piel seca provoca picazón, agrietamiento e incluso sangrado, lo que aumenta el riesgo de contraer una infección. Si bien es más probable que esto te suceda en las manos y en zonas propensas a la sequedad como los codos, seguramente no quieres arriesgarte.


Si tienes eccemas, esto también puede causar un brote y provocar que tu piel pierda elasticidad.

Piel opaca

El cambio de la piel es un proceso natural que ocurre durante la noche. Sin embargo, el maquillaje actúa como un inhibidor, lo que significa que, cuando te levantes por la mañana, tu piel se verá apagada. Tendrás una apariencia exhausta y estresada, lo que revelará a todos en el trabajo que has estado de fiesta la noche anterior. ¡Y el alcohol también hace que tu piel se vuelva opaca!


Si esto ocurre, estarás luchando para verte mejor. Para evitarlo, es mejor reducir las consecuencias quitando el maquillaje. Si eres propensa a tener una piel apagada, es posible que desees exfoliar regularmente con alfahidroxiácidos.

Contaminantes atrapados

A tu piel no le gustan los radicales libres que flotan en el aire. Sin embargo, el maquillaje tiende a atraparlos, causando inflamación e irritación. Con el tiempo, esto puede conducir a signos prematuros de envejecimiento e incluso crear manchas en la piel. La mejor forma de evitarlo es no usar maquillaje durante mucho tiempo, y dormir con él definitivamente cuenta como "demasiado tiempo".

Residuos en la almohada

Las consecuencias que tiene sobre tu piel son la principal razón por la que no debes dormir con el maquillaje puesto, pero no dejar sombra de ojos en toda la almohada o en las sábanas también es un motivo para lavarse el maquillaje antes de ir a la cama.


Dejar residuos de maquillaje en tu almohada puede ser casi tan malo para tu piel como dejarlos en tu rostro. Asegúrate de lavar la funda de tu almohada con regularidad, pero, en primer lugar, siempre trata de evitar dejar residuos.


Pero, ¿cómo puedo evitar esta situación? Existen algunas cosas que puedes hacer.

Cómo evitar dormir con el maquillaje puesto

Estas son algunas formas de evitar dormir con maquillaje:


  1. Mantén una rutina de cuidado de la piel nocturna. Practícala hasta que se convierta en algo natural en lo que ni siquiera tengas que pensar, así la haces incluso si estás cansada.
  2. Quítate el maquillaje ni bien llegas a casa luego de una cena. No esperes hasta más tarde. Si sales hasta las 2 de la mañana, puede que este tip no te ayude.
  3. Mantén toallitas desmaquillantes en tu mesa de noche. Lo mejor es que puedas lavarte la cara correctamente, pero si estás demasiado cansada, tener toallitas húmedas puede marcar una gran diferencia. Algo es mucho mejor que nada.

Lo más importante es que te asegures de quitarte el maquillaje por la noche y lograr que eso se convierta en un hábito del que ya no tengas que preocuparte.

¿Qué ocurre si dormí con el maquillaje?

Te despiertas y ves una mancha en tu almohada. ¡Ups! La buena noticia es que una noche de vez en cuando no va a resultar en una catástrofe para tu piel, a menos que tengas una piel muy sensible.


Sin embargo, debes mitigar el daño de inmediato, lavándote bien la cara y aplicando productos para el cuidado de la piel. Esto debería sofocar cualquier brote u otros resultados inmediatos por haber dormido accidentalmente con el rostro cubierto de maquillaje. Lávate las manos antes de hacerlo, en caso de que tu piel esté dañada.


Luego, cambia la funda de tu almohada. Si estás en un hotel y no deseas que el servicio haga una limpieza completa, cámbiala por una de las almohadas adicionales. Será necesario lavar la funda de la almohada.


Pero recuerda que lo mejor que puedes hacer siempre es no irte a dormir con el maquillaje puesto. Asegúrate de cumplir tu rutina nocturna para el cuidado de la piel no importa lo cansada que estés, y mantén esas toallitas desmaquillantes en tu mesa de noche por si acaso.