5 problemas comunes del cuidado de la piel que puedes resolver con una mascarilla facial

¡Planifica una noche en casa y organiza una fiesta de mascarillas para refrescar tu rostro y llenarte de energía! Las mascarillas faciales de hoja no solo son una forma de mimarte, sino que son esenciales para combatir distintos problemas comunes de la piel. No importa si tienes piel grasa o seca, la restauración de vitaminas y humedad natural en tu rostro, equilibra, renueva y aclara los poros cansados.


Descubre la belleza del cuidado personal con estos 5 remedios integrales para algunos de los problemas más habituales de la piel.

1) Brotes entre semanas

No hay nada que arruine más una rutina matutina que un brote inesperado. Desde el estrés y las fluctuantes hormonas, hasta factores tan simples como el cambio de clima, existen múltiples factores que pueden convertir tu piel, antes radiante, en un mar de imperfecciones. ¡No corras en busca del corrector! Las mascarillas son uno de los mejores remedios naturales para el acné en adultos. Así, podrás dejar de ocultar tu hermosa piel y enseñar tu versión más radiante.


Para un tratamiento de limpieza profunda de tus poros, exfolia tu rostro con un refrescante extracto de limón. El limón es un excelente superalimento integral para el cuidado de la piel. Con un alto contenido de antioxidantes y vitamina C, los cítricos ayudan a combatir los radicales libres que causan inflamación y enrojecimiento. Sus nutrientes promueven la producción de colágeno para una renovación natural y efectiva de las células muertas de la piel.


Lo mejor de todo es que el limón tiene varias propiedades esenciales para combatir el acné. Sus cualidades antisépticas naturales matan bacterias dañinas como el Cutis Bacterium acnes, responsable de los brotes. El extracto de limón también reduce el exceso de grasa (o sebo), ya que el ácido cítrico ayuda a secar y calmar la piel irritada, disminuyendo el enrojecimiento e inflamación. Con una rutina continua de mascarillas, las viejas cicatrices del acné pueden desaparecer, ayudándote a revelar un hermoso rostro.

2) Los ojos rojos

Los gurús de la belleza han descubierto que los viajes tienen un impacto en nuestra piel. Ya sea por negocios o por placer, viajar ligero significa dejar en casa muchos de nuestros humectantes, lociones y limpiadores, provocando que nuestra piel quede expuesta a un gran estrés ambiental sin la ayuda de nuestra rutina diaria.


Los tratamientos con mascarillas son una solución simple para los viajes y una oportunidad de contar con un día de spa en cualquier parte del mundo. Relájate en un hotel después de un largo día de networking o como cierre de un perfecto día de turismo.


¿Estás planeando una escapada a la playa? No dejes que el sol arruine tu piel. Las propiedades relajantes del aloe y refrescantes del pepino son ideales para revertir el daño solar.


Viajar puede ser agotador y estresante. Agregar pequeños momentos aquí y allá nos ayuda a conservar nuestro cuidado personal mientras estamos fuera de casa y mantener nuestra piel siempre lista para Instagram.

3) Seca, aburrida y descolorida

Si tienes una piel que describirías como seca, mantenerla hidratada debe ser tu prioridad número uno. Las lociones, humectantes y cremas son una excelente solución matutina o nocturna. Sin embargo, para proporcionarle mayor humedad necesitas un día de spa casero.


Las mascarillas ofrecen nutrientes esenciales que van directamente a las células de tu piel, permitiéndote restaurar su elasticidad juvenil, fundamental para revertir el daño de los rayos UV. Cuando se trata de una hidratación fácil de absorber, alimenta tu piel con productos naturales y nutritivos libres de químicos dañinos como parabenos, sulfatos y perfumes. Estos ingredientes desagradables pueden sobrecargar tu piel y acelerar su sequedad y decoloración.


Cuando buscas una hidratación profunda, el agua de coco es uno de los secretos mejor guardados. Este tratamiento tropical permite que los poros lo absorban de forma simple, al mismo tiempo que repone el equilibrio mineral de la piel. El agua de coco está llena de beneficios para la salud como proteínas esenciales, aminoácidos y citoquinina, una hormona vegetal que ayuda a reducir el enrojecimiento y la irritación.


¡Brindemos por una piel suave, húmeda y renovada!

 

4) La Bella Durmiente 

La mayoría de nosotras dormimos menos horas de las que realmente necesitamos para mantenernos saludables y radiantes; y, lamentablemente, nuestra piel suele ser la última en recuperarse de una noche de fiesta. Por eso, un tratamiento con mascarillas funciona como la siesta que tu piel necesita para activarse. Si eres noctámbula, contempla incorporar una solución para el cuidado de la zona debajo de tus ojos.


Cuando se trata de combatir los efectos ocasionados por muchas noches en vela, elige una opción rica en ingredientes reconstituyentes como péptidos naturales, ácido hialurónico, escualeno, agua de rosas y vitamina E. Distintos estudios han indicado que las potentes propiedades antioxidantes de nutrientes esenciales como la vitamina E ayudan a mantener la piel joven y sana. A medida que envejecemos, perdemos nuestra producción natural de vitamina E, lo que significa que nuestra piel puede necesitar un impulso adicional para mantenerse despierta.


El ácido hialurónico también es altamente beneficioso para proporcionar humedad bajo la superficie de la piel y generar la reparación rápida de arrugas, líneas y bolsas. La opacidad y las sombras que pueden aparecer tras una noche de insomnio desaparecen fácilmente después de una rápida mascarilla de 15 minutos por la mañana.


¿No has cumplido tus ocho horas de sueño? No te preocupes, tu piel no te va a delatar.


5) La diosa estresada

La ilusión de una belleza impecable comienza con una seria rutina de bienestar en casa. El estrés es parte de nuestras vidas y con él viene el poder de la aceptación. Aceptamos las cosas que no podemos cambiar y damos pasos audaces para alcanzar nuestras metas, ¡pero una de las cosas que no tienes que aceptar es una piel estresada!


Los cambios en nuestros niveles de estrés a menudo crean un desequilibrio que provoca enrojecimiento, inflamación y manchas en nuestra piel. Estos síntomas pueden resultar especialmente confusos cuando ocurren repentinamente cambiando nuestro tipo de piel normal (¡justo cuando pensamos que la habíamos descifrado!).


La buena noticia es que los cambios son normales. Desintoxica tu piel con extractos purificantes de té verde que proporcionan una dosis de cafeína para aclarar, pulir y despertar. Piensa en esta mascarilla como tu taza de café matutina. Es reconfortante, familiar y revitalizante, y te proporciona todo lo que tu piel necesita para mantenerse equilibrada y con energía. Posee vitamina E y extractos botánicos relajantes para una desintoxicación facial  imprescindible en los días en que el estrés requiere una dedicación extra.



¿Buscas más razones para enamorarte de tu piel? Descubre las 5 vitaminas y suplementos para una piel radiante.